fbpx

-Publicidad-

-Publicidad-

Amenaza para los arrecifes: Honduras en alerta por enfermedad que extermina arrecifes coralinos

Entre Cordelia y West Bay son aproximadamente 5km afectados” señaló, Giselle Brady, representante de la Asociación de Conservación de las Islas de la Bahía (BICA).

Islas de la Bahía.- Biólogos detectaron la presencia de una enfermedad de pérdida de tejido rápido en los corales (SCTLC) en arrecifes frente a la comunidad de Flowers Bay, en Roatán. La enfermedad afecta a más de 20 especies de corales duros en el Caribe, y en la actualidad está causando daños significativos a los arrecifes de coral, reportan organizaciones especializadas.

-Publicidad-

Cindy Flores, del Instituto de Conservación Forestal  dijo que esta enfermedad se transmite por columna de agua y por contacto directo con los buceadores e  instó a los habitantes y visitantes que bucean en el lugar a reportar, cualquier sospecha de esta.  

La enfermedad que convierte a los coloridos organismos en inertes esqueletos de carbonato de calcio, comenzó en los arrecifes de Florida en 2014 y  se ha extendido a 12 países en el Caribe oriental y a tres de los cuatro países que comparten el sistema de arrecife mesoamericano (México, Belice y Honduras), y daña a más de 22 especies, se caracteriza por pérdida de tejido y mortalidad casi inmediata de los corales afectados.

 Por ahora y para prevenir que la enfermedad siga propagándose en los corales hondureños, las autoridades competentes de Roatán tomaron la decisión de suspender las actividades de buceo en la zona.

“ Estamos en  ese paso a la intervención en estas áreas que están infectadas, básicamente el tratamiento consiste en la  utilización de un antibiótico, (amoxicilina  o ácido clavulánico), mezclado con  y un Epoxi  ( una masilla),  para poder adherir el tratamiento al coral ) según  Giselle Brady, representante de  la Asociación de Conservación de las  Islas de la Bahía  (BICA). 

La rapidez de propagación de esa enfermedad en los corales es lo que más genera preocupación entre las autoridades que realizan sus mayores esfuerzos para minimizar el impacto.

“Lo que esperamos es la autorización oficial de todas las  autoridades gubernamentales, la intervención tendrá un costo entre  equipo de buceo y aire, pero no tener  esa fuerza de personas  para realizar  ese trabajo preocupa porque son muchos corales, una área extensa. Entre Cordelia y Wets Bay, son aproximadamente 5km»,señaló Brady.

Los biólogos en Roatán, anunciaron que  harán monitoreos más constantes, de por lo menos una vez al mes, y ya conversaron con muchas de sus contrapartes de Utila y Guanaja para que ellos hagan inspecciones en las islas.

Entre Cordelia y West Bay son aproximadamente 5km afectados” señaló, Giselle Brady, Representante de la Asociación de Conservación de las Islas de la Bahía (BICA).

 

La rapidez de propagación de esa enfermedad en los corales es lo que más genera preocupación entre las autoridades que realizan sus mayores esfuerzos para minimizar el impacto. Esta enfermedad se transmite por columna de agua y por contacto directo con los buceadores e instó a los habitantes y visitantes que bucean en el lugar a reportar,cualquier sospecha de esta.

 

La enfermedad que convierte a los coloridos organismos en inertes esqueletos de carbonato de calcio, comenzó en los arrecifes de Florida en 2014 y se ha extendido a 12 países en el Caribe oriental y a tres de los cuatro países que comparten el sistema de arrecife mesoamericano (México, Belice y Honduras), y daña a más de 22 especies, se caracteriza por pérdida de tejido y mortalidad casi inmediata de los corales afectados.

 

Por ahora y para prevenir que la enfermedad siga propagándose en los corales hondureños,las autoridades competentes de Roatán tomaron la decisión de suspender las actividades de buceo en la zona.

 

Cortesía:  Yoseph Ochoa – Periodista

LA VERDAD EN GOOGLE NOTICIAS

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy